04 marzo 2014

Pinturas murales de Nosa Señora de las Virtudes, la muerte viva.

La muerte viva, alegoría de la peste.
Un hombre rico ofrece una bolsa de dinero a la muerte insobornable.


Un dragón y motivos vegetales en el arco triunfal.
En la alta edad Media las gentes vivían en un periodo de incerteza y extrema aprehensión, lo que motivo un enfermizo crecimiento del fervor religioso entre aquellos que buscaban desesperadamente la salvación de sus almas.

No lo sabían, pero el clima estaba cambiando. Comenzaba la Pequeña Edad de Hielo, que desde mediados del siglo XIV y hasta finales del siglo XVII hizo descender bruscamente las temperaturas del planeta 1º C como término medio, y de 4º a 5º C en los periodos más intensos. En estos períodos, los duros inviernos dieron paso a frías y lluviosas primaveras y cortos veranos, que se saldaron con malas cosechas. La crisis climática dio paso a la crisis demográfica, las hambrunas y las epidemias dieron paso a la peste negra y todo ello, unido a las guerras de la época, provocó una sangría en la población europea en general, y también de Arante.

El miedo y la preocupación se apoderó de la gente, multiplicándose las misas de difuntos, las limosnas y también las procesiones espirituales, organizadas por la iglesia para frenar el ímpetu del frío. La intensa fascinación por lo macabro fue una característica en las manifestaciones artísticas los siglos finales de la Edad Media en toda Europa. Es en este período cronológico, que coincide con el reinado de los Reyes Católicos cuando se ejecutan, en la línea de la tradición expuesta y siguiendo las pautas del gótico, las representaciones de la Muerte Triunfante, que persisten hasta hoy en Galicia en los conjuntos pictóricos desplegados en los muros interiores de cuatro iglesias románicas: Sta. María de Abades (Silleda, Pontevedra), Sta. María de Cuiña (Oza dos Ríos, A Coruña), S. Xulián de Moraime (Muxía, A Coruña), Sta. María de Mosteiro (Guntín, Lugo) y en la capilla gótica de Nosa Señora da Ponte en Arante.

Tras la descripción de las pinturas situadas en los laterales de los muros, en el norte, las imágenes marianas y en el sur, el exvoto marinero, avanzamos hacia el ábside. En el arco triunfal gótico, aparecen dos dragones, con motivos vegetales. En la parte interna de la pilastra que sostiene dicho arco, por el lado sur; un hombre rico, lujosamente vestido e tocado, parece ofrecer inútilmente un saco lleno de monedas, manifestando la impotencia del hombre rico, enfrentado a una muerte insobornable.

Frente a la figura de la Riqueza, en la pilastra del muro norte se muestra la Muerte, un esqueleto parece presentar un corazón, un cadáver activo a pesar de su estado de su estado de descomposición, los miembros consumidos, motivo hablante que resumía en si mismo la pavorosa idea de la Muerte viva. La muerte tensa su arco, la flecha a punto de ser lanzada es, desde muy antiguo la más directa representación simbólica de la muerte.

La disposición de la Muerte en el interior de la iglesia, en el citado espacio arquitectónico, refuerza aún más el mensaje que se pretendía transmitir por medio de la imagen. La Muerte se sitúa en la nave, en el espacio destinado al fiel, para que este no pueda eludir su presencia. Siempre a la izquierda, orientada al Norte, donde reina el demonio, el frío y las tinieblas. Desde antiguo se han asociado los puntos cardinales del norte y oeste con la oscuridad, la muerte y el demonio, mientras que la vinculación del sur y del este es con la luz, la vida y la divinidad.


Artículos relacionados: 



Fuentes: 


VV.AA. Nosa Señora das Virtudes da Ponte, Arante - Ribadeo. Cuadernos de Investigación del IES DIONISIO GAMALLO FIERROS de Ribadeo, nº 6 (2ª Edición). 2005.


GEOHISTORIACT. "Una pequeña edad de hielo". Sitio web: geohistoriact.wordpress.com. Blog de estudiantes de Geografía e Historia UNED Cartagena. Entrada del día 5 de diciembre de 2011. Consultada el 15 de febrero de 2013. URL: http://geohistoriact.wordpress.com/2011/12/05/una-pequena-edad-de-hielo/

Publicado en mi blog:
Guía fotográfica de la Mariña. 

25 diciembre 2013

Iluminación navideña de Castro de Ouro en la Exposición de Navidad.

Torre de Pardo de Cela e iglesia de San Salvador, en Castro de Ouro, Alfoz.

En las fechas navideñas, el concello de Alfoz celebra las fiestas iluminando uno de los monumentos más emblemáticos de la Mariña. Una enorme estrella de Belén brilla sobre la torre de Pardo de Cela, que puede divisarse desde cualquier rincón del valle del río Ouro. 

El mariscal levantó una de las fortalezas sobre un estratégico castro desde el que dominaba sus posesiones en estas fértiles tierras. Del conjunto original sólo permanece en pie la reconstruida Torre da Homaxe, que se utiliza como Casa del Ayuntamiento de Alfoz; su capilla, la Igrexia de San Salvador de Castro de Ouro y restos de la muralla.

La buena estrella del Mariscal se apagó un 7 de diciembre de 1483, cuando el ejercito de los Reyes Católicos, al mando del capitán Mudarra, le sorprendieron en este lugar y le apresaron en compañía de su hijo a Don Pero de Miranda, "con moitos fidalgos onrados que con el estaban", llevándolos a Mondoñedo para ejecución pública ejemplar.

Con esta imagen participo, como miembro de la Asociación Fotográfica la Paz, en la tradicional Exposición de Navidad, organizada por el Patronato de Cultura del Ayuntamiento de Fuenlabrada, en la que todas las asociaciones de Artes Visuales de la localidad se encuentran "entrelazando todas y cada una de las diversas realidades plásticas que se crean en nuestra ciudad". 

La exposición podrá visitarse del 19 de diciembre al 6 de enero de 2.014, en la Sala C del centro de Arte Tomás y Valiente.

También aprovecho la ocasión para desearos unas muy:

¡Felices fiestas!

18 diciembre 2013

Pinturas murales de Nosa Señora das Virtudes, escenas marianas.

Escenas marianas, en el muro norte de la nave de Nosa Señora de las Virtudes. En el retablo San Juan Bautista.

Enfrente del exvoto marinero, en el muro norte del santuario de Nosa Señora das Virtudes, aparecen tres secuencias del ciclo de la vida de la Virgen María. Las pinturas murales muestran las siguientes escenas: la Asunción, la Coronación de María y el Descendimiento. Una inscripción bajo las mismas dice:
"Esta obra mandó hacer el Sr. Pedro Pardo de Aguiar Señor del coto de Samarugo a su costa se inició de nuestra Sra. En el año 1516".
La descripción de cada una de las secuencias en orden cronológico sería:

El Descendimiento de Jesús.
Los evangelios narran que después de la muerte en la cruz de Jesús de Nazaret, José de Arimatea pidió a Pilato el cuerpo de Jesús; éste preparó el descendimiento y posterior sepelio. En la escena, aunque la pintura está bastante deteriorada, se muestra a Jesús ya descendido, sobre los lienzos que Nicodemo y José dispusieron para bajar el cuerpo; el rostro de uno de ellos apenas se distingue sobre la cruz. La Virgen recoge a su hijo en su regazo y le rodea con el brazo izquierdo por la cintura. De ella apenas se reconoce parte del velo que cubre su cabeza. A los pies de Jesús aparece la figura de María Magdalena, porta los ungüentos y especias aromáticas con las que, según la costumbre judía, sepultaran el cuerpo envuelto en lienzos.


La Asunción de la Virgen.
En la siguiente escena, también bastante deteriorada, se muestra a la Virgen entrando en un cielo estrellado en posición orante, acompañada por dos ángeles. Los primeros testimonios de la fe sobre la Asunción aparecen en los relatos apócrifos titulados «Transitus Mariae», cuyo núcleo originario se remonta a los siglos II-III en los que se refiere que cuando la virgen terminó sus días en la tierra, el cuerpo y alma de la madre de Jesucristo fueron ascendidos a los cielos. La Asunción fue definida como dogma de fe por el papa Pío XII en 1950. El dogma afirma que el cuerpo de María fue glorificado después de su muerte de modo que, mientras que para los demás hombres la resurrección de los cuerpos tendrá lugar al fin del mundo, para María la glorificación de su cuerpo se anticipó por singular privilegio.


La Coronación de la Virgen.
En esta última escena mariana, se muestra a la Virgen María, que tras subir a los cielos, es coronada por la Trinidad, con el Padre a la derecha del espectador, el Hijo a la derecha del Padre y el Espíritu Santo en una posición central, figurado simbólicamente como una paloma. Esta creencia se basa en la tradición y su referencia en los libros sagrados de la Biblia se encuentra en el Apocalipsis.

Artículos relacionados: 
Fuentes:

VV.AA. Nosa Señora das Virtudes da Ponte, Arante - Ribadeo. Cuadernos de
Investigación del IES DIONISIO GAMALLO FIERROS de Ribadeo, nº 6 (2ª
Edición). 2005.

VV.AA. "El Descendimiento de Jesús". Sitio web: Wikipedia, rev. del 24 de abril de 2013, consultado el 17 de diciembre de 2013. URL: http://es.wikipedia.org/wiki/Descendimiento_de_Jes%C3%BAs

VV.AA. "La Coronación de la Virgen". Sitio web: Wikipedia, rev. de 9 de mayo de 2013, consultado el 17 de diciembre de 2013. URL : http://es.wikipedia.org/wiki/Coronacion_de_la_Virgen

VV.AA. "Asunción de María". Sitio web: Wikipedia, rev. del 24 de agosto de 2013, consultado el 17 de diciembre de 2013. URL: http://es.wikipedia.org/wiki/Asunci%C3%B3n_de_la_Virgen

JUAN PABLO II. "Audiencia general del miércoles 2 de julio de 1997. Sitio web: www.vatican.va, consultado el 17 de diciembre de 2013. URL: http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/audiences/1997/documents/hf_jp-ii_aud_02071997_sp.html

Publicado también en mi blog: Guía fotográfica de la Mariña lucense.

05 diciembre 2013

Pinturas murales de Nosa Señora da Ponte, exvoto marinero.

Pintura que hay en el muro sur, con la representación de un naufragio.


En el interior del santuario de Nosa Señora das Virtudes, en el muro sur de la nave, nos encontramos una pintura mural con una escena que hace alusión al mar, que data de 1606.

Se representa el viaje Domingo de Carranza e Aguiar, capitán de infantería, que en 1594 embarca en un navío rumbo a las indias. Durante la travesía, un temporal le arroja al agua y desarbola la nave. Viendo próximo su final, se encomienda a la Virgen de las Virtudes, y ocurre el milagro: el capitán salva su vida y el mar se calma. Después, sin apenas velamen, vientos favorables llevan la nave y a la tripulación sanos a salvos a puerto. La pintura se trata, pues, de un exvoto, una ofrenda en recuerdo de un bien recibido del capitán agradecido, en alabanza y gloria de Dios y de la Nosa Señora. 

Bajo la pintura reza la inscripción donde se relata tan aciago viaje:
"Domingo de Carranza e Aguiar, capitán de infantería española (...) estivo nesta igresia de Nosa Señora das Virtudes no ano 1594. No mesmo ano embarcou para as Indias nunha nave (...) Catalina (...) por Capitán o ano seguinte de 1595 en cavo de San Antón (...) e deulle unha tan recia tormenta de furacán e Norte que partiu as dúas arbores, o maior (...) e (trinou) o (...) a nave coas belas bacias (...) caeu ó mar e vendose en tan grande peligro de morte encomendouse á Virxe Santa e despois milagrosamente estando afundidos veu (bo) tempo e o mar en bonanza e salía a nave días despois do trebán andivo mais de duascentas sesenta leguas asta (...) estimaba que era causa imposible de poder (...) catro (...) que se non fose milagre tan (...) daquela cidade foi manifesto a todos e sairon en procesión co Santísimo Sacramento (...) Don Gonzalo de Amoeiro e Candia, chantre e Coengo (...) de Mondoñedo (...) a nao un vestido de carmesí, unha lámpara de prata e unha arroba de aceite a Nosa Señora (...) en loubanza e grería de deus e da sua Santísima Nai Santa María das Virtudes. Ano Domini 1606".
Críticos de arte subrayan la importancia de estas pinturas por ser muy escasas, en esta época, las pinturas murales con temas del mar, ya que sólo aparecían sobre tabla.


Artículos relacionados: 
Fuentes: 

VV.AA. Nosa Señora das Virtudes da Ponte, Arante - Ribadeo. Cuadernos de Investigación del IES DIONISIO GAMALLO FIERROS de Ribadeo, nº 6 (2ª Edición). 2005.

Publicado también en mi blog: Guía fotográfica de la Mariña.

14 noviembre 2013

En el interior de Nuestra Señora de las Virtudes.

Panorámica del interior de Ntra. Sra. de las Virtudes. Vista de la nave, arco y capilla, retablos y pinturas.

Entramos en el recinto de la iglesia de Nuestra Señora das Virtudes, nos encontramos que su estructura consta de una sola nave rectangular con tres puertas de medio punto, un arco triunfal apuntado y capilla mayor. En la capilla presbiterio, altar mayor y retablo barroco del siglo XVIII en madera policromada. 

Pintado en la pared, se abre el telón para mostrar un cielo estrellado que enmarca el retablo mayor. El retablo consta de dos cuerpos, en el inferior aparece la efigie de la Virgen de Nuestra Señora de las Virtudes, con un fondo pintado de carácter floral. A ambos lados San Miguel y el ángel de la guarda pintados al óleo sobre las tablas; y dos tallas, a la derecha de la virgen Santiago matamoros y a la izquierda otra imagen de la virgen de cuerpo pequeño. En el cuerpo superior, aparece la imagen de un Cristo crucificado, del siglo XVIII, tras la cruz un fondo pintado de la ciudad de Jerusalén amurallada, y el sol y la luna suspendidos a cada lado del brazo superior de la cruz.

A cada lado del arco del triunfo aparecen otros dos pequeños retablos iguales de un solo cuerpo, con frontón. En el derecho, una imagen de Cristo del siglo XVIII y en el izquierdo, San Juan Bautista, del siglo XVI.

Pero sin duda, la riqueza de esta iglesia se encuentra en sus paredes, donde se muestran unas pinturas murales que estuvieron ocultas bajo una capa de cal hasta los años 70 del siglo pasado. En el presbiterio aparecen dos pasajes del evangelio de San Mateo: la huida a Egipto y la Matanza de los Santos Inocentes. En pared norte de la nave, tres representaciones marianas: la Asunción, Coronación de María y Descendimiento, además de motivos geométricos. En la pared sur, un exvoto con alusión al mar. Por último, en el arco triunfal, dos dragones y motivos vegetales, y en las pilastras, la representación de la Muerte viva y un hombre rico.

A describir estas maravillas pictóricas me dedicaré con mayor detenimiento.

La virgen y cristo crucificado.
Los retablos, el mayor y los dos pequeños con frontón.





Artículos relacionados:

Fuentes: 

VV.AA. Nosa Señora das Virtudes da Ponte, Arante - Ribadeo. Cuadernos de Investigación del IES DIONISIO GAMALLO FIERROS de Ribadeo, nº 6 (2ª Edición). 2005.

BLANCO PRADO, J. M. Cruces e pendóns parroquiais en Arante. Sitio web Galicia Digital, 22 de diciembre de 2009, consultado el 14 de noviembre de 2013. URL: http://www.galiciadigital.com/opinion/opinion.4029.php

Publicado también en Guía fotográfica de la Mariña.

13 noviembre 2013

De inauguración.

Tres momentos de la inauguración. Composición y fotografías de Maribel Fernández.

El pasado viernes día 8 de noviembre se inauguró mi exposición Rincones de la Mariña tras unas palabras de Pedro Torino, presidente de la Asociación Fotográfica La Paz, Raquel López, Presidenta de la Junta de Distrito, y el que aquí escribe. 

Muchos fuisteis los visitantes que me acompañasteis esa tarde. Familiares, amigos, socios de AFOPAZ y autoridades compartisteis conmigo el momento con el que todo fotógrafo sueña.

Cuando las fotografías cuelgan de una pared y alguien se acerca y se detiene en su contemplación, se crea durante unos instantes un vínculo entre el fotógrafo y el visitante. Si en ese momento la fotografía estimula visualmente al que la contempla, se transmite la estimulación experimentada por el fotógrafo al tomar la fotografía. Este vínculo es verdaderamente difícil de conseguir y en la mayor parte de las ocasiones pasamos ante las obras colgadas mirando, pero no viendo.

Si en algún momento ese vínculo fue creado, el esfuerzo mereció la pena.

Maribel Fernández y Miguel Ángel García Cubillo testimoniaron el acto con sus fotografías, que muy amablemente comparten en este blog. Quedaos a verlas.




12 noviembre 2013

Rincones de la Mariña. Una guía fotográfica de la costa lucense.

http://www.calameo.com/read/000259535368e6e562dc4
Portada del álbum Rincones de la Mariña. Una guía fotográfica de la costa lucense.

"Al norte el bravío mar Cantábrico, al sur las sierras septentrionales gallegas del Xistral, Lourenzá y Pousadoiro, al este el río Eo y al oeste el Sor.

En esta comarca lucense rías y ríos, arenales y acantilados, valles y montañas, se integran en perfecta armonía, generando paisajes de gran belleza. Habitada desde tiempos inmemoriales, acá dejaron su huella celtas, romanos, suevos, normandos..."

Así comienza la publicación que he editado con motivo de mi exposición fotográfica Rincones de la Mariña, donde muestro las imágenes de algunos de mis lugares favoritos de esta bella comarca, acompañados de textos con sucesos, historias o leyendas relacionados con los mismos.

A modo de guía, al pasar sus páginas puedes acompañarme en mi viaje por la Mariña lucense, desde Ribadeo a O Vicedo, visitando lugares turísticos como la playa de las Catedrales, o imaginados, como Britonia; acompañados por personajes históricos como el mariscal Pardo de Cela, o legendarios, como Maeloc.
La publicación está disponible para su lectura o descarga gratuita en la web calaméo en el siguiente enlace:

10 noviembre 2013

Santuario de Nosa Señora das Virtudes.

Iglesia de Nosa Señora das Virtudes da Ponte, en Arante, Ribadeo.
Camino Norte de Santiago.
Puerta lateral, orientada al norte.
El Santuario de Nosa Señora das Virtudes da Ponte se encuentra en la parroquia de Arante, en el concello de Ribadeo, a la vera del antiguo Camiño Real, en la actualidad conocido como Camiño Norte de Santiago. Un camino que transcurre por  Ribadeo por las parroquias de Ove, Cubelas y A Ponte, pasando después a Barreiros donde cruza S. Xusto de Cabarcos, y tras cruzar Lourenzá y Mondoñedo abandona la Mariña hacia Abadín.

Por la documentación que se conserva, la ermita o santuario tuvo su origen en una fecha no posterior a la primera mitad del siglo XV. Se conoce antiguo con distintas denominaciones como Hermita de Nuestra Señora Santa María de la Ponte o Hermita de Santa María da Ponte das Mestas, aunque hoy es más conocida como de la Capilla o Santuario de Nuestra Señora de las Virtudes.

Desde la Baja Edad Media el santuario ha sido objeto de veneración y de visita por los fieles: por la fama milagrera de la imagen de la virgen, el número de exvotos, las fiestas y procesiones marianas que se celebraban, así como las limosnas, misas encargadas y celebradas; pero sobre todo por su situación al lado del camino Real, por el que pasaron miles de peregrinos a Santiago.

Por ello, a mediados del siglo XVI, el canónigo de Mondoñedo, nacido en Ribadeo, Juan Marqués, fundó en el lugar de Nosa Señora da Ponte un hospital para pobres y peregrinos, a los que había que darles, sin mediar pago alguno, casa, cama, luz y leña. En el año 1579 se otorga escritura de fundación por el que se dan al hospital, puesto bajo la advocación de San Andrés, la casa en el que estaba establecido, la huerta y plaza, dos molinos y una heredad cercana a ellos.

El hospital funcionó como tal hasta el año 1813, donde por falta de ropas, camas ni preparativos para el hospedaje, el concello de Ribadeo solicitó que las rentas del hospital se destinaran al sostenimiento de un escuela de primeras letras para la juventud pobre de Arante y Cubelas.

La fachada principal del santuario muestra un arco de medio punto, un pequeño óculo y espadaña, que consta de un cuerpo y dos vanos. Las puertas laterales también muestran un arco de medio punto.

En su interior hay maravillas.

Artículos relacionados:
Fuentes: 

VV.AA. Nosa Señora das Virtudes da Ponte, Arante - Ribadeo. Cuadernos de Investigación del IES DIONISIO GAMALLO FIERROS de Ribadeo, nº 6 (2ª Edición). 2005.

Publicado también en mi Guía Fotográfica de la Mariña.

04 noviembre 2013

Díptico de mi exposición Rincones de la Mariña.

Foto de portada. Vista de la ría de Viveiro desde el mirador de San Roque.

Mi exposición fotográfica, Rincones de la Mariña, ya está lista. Se trata de una colección de treinta y seis fotografías con algunos de mis lugares favoritos de la comarca costera lucense, no sólo por la capacidad de evocación de sus paisajes, sino por las historias que encierran. 

Desde hoy puede verse en la Junta de Distrito de Loranca, en Fuenlabrada. Pero es el día 8 de noviembre cuando se inaugura. La cita será a las 19:30 horas.

El díptico editado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Fuenlabrada con toda la información de interés de la exposición está también disponible en calaméo, para su consulta o descarga.

01 noviembre 2013

La catedral de los muertos

Playa de Augas Santas, más conocida como las Catedrales. A Devesa, Ribadeo.


Durante siglos el mar trabajó la roca de losa y esquisto. El Cantábrico, incansable arquitecto, levantó en el lugar una catedral de estilo “gótico natural” cuyas arcadas son los arbotantes y las cuevas las naves y capillas. 

Por el día, a miles, peregrinan los turistas, mientras que en las noches de plenilunio y con la bajamar son las almas de los marineros de los buques naufragados las que procesionan en Santa Compaña. 

En la noche de difuntos, si osas descender a la playa, podrás escuchar los rezos de los muertos, pero evita hacer ruido para no interrumpir la función de ánimas.


Publicado también en mi blog: Guía fotográfica de la Mariña.