16 septiembre 2012

Ya sé cuál es mi destino.



Una lápida sobre el dintel de la puerta del cementerio de Castro de Ouro, en Alfoz, lo deja bien claro:

"El destino del cuerpo
ya lo véis,
el del alma
según obréis."