10 septiembre 2012

A Frouxeira y rayos divinos sobre o Valadouro.

De Por las Rías Altas

[...]A min chaman Todo mira
Señora do gran tesouro
Por estrela esclarecida
Hago en este Valedouro

Mas tredor foi que un mouro

O vilao que me vendeu
Que de Lugo a Rivadeu
Todos me tiñan temor

De min a trista Frouseira

Que por treizon soi vendida
Derribada na riveira
Ca xamais se veu vencida.

Por treizon tamen venderon

Xesus noso redentor
E por aquestes tredores
Pedro Pardo meu señor [...]
...

Sobre la mole granítica del Pico de la Frouxeira, el Mariscal Pardo de Cela resistía a las huestes de los Reyes Católicos. Querían el escarmiento del noble por su rebeldía ante el sometimiento de la nobleza gallega al poder real.

Sólo la traición de sus criados provocó la destrucción de la fortaleza, el apresamiento del Mariscal y su posterior ajusticiamiento en Mondoñedo.

Los partidarios del mariscal apoyaron su memoria y a los pocos años surgían unos preciosos romances populares en lengua gallega en los cuales la fortaleza de A Frouseira se queja amargamente de la suerte de su señor y se ataca duramente a los criados traidores del mariscal que con traición, según la leyenda desde luego, provocaron la destrucción la Frouseira, nunca vencida militarmente.