21 agosto 2011

Vacaciones y vocaciones.


En Madrid ingentes masas de jóvenes católicos rinden culto a la figura papal. Mientras, en Ove, el párroco se las ve y se las desea para encontrar un sustituto durante las vacaciones, y quizá dada la escasez de vocaciones en nuestro país seguro que no le permita disfrutarlas en bastante tiempo, ya que la formación sacerdotal no funciona como una ETT.

No obstante, al final, la solución pasa por cogerse la baja.