01 septiembre 2008

Aprendiendo a mirar.

Mirada
En Pueblos y ciudades

A raiz de la publicación del artículo La Cola de Caballo, Fotopaco y yo hemos cruzado unos comentarios en los que coincidomos en manifestar la esperanza de desarrollar un punto de vista propio y fotografíar de acuerdo con un estilo personal, con el fin de lograr esas imágenes excepcionales que satisfacen nuestras expectativas y nos animan a seguir fotografiando.

Leyendo a Galen Rowell poedemos adivinar el porqué de este afan por desarrollar nuestra VISIÓN PERSONAL. El fotógrafo decía en su libro Luces de Montaña (DESNIVEL, 1995) que:

“…para la creación de tales fotografías (las verdaderamente excepcionales) deben ocurrir tres elementos diferentes: la pericia técnica, buena luz y una visión personal identificable… El primero de estos elementos puede aprenderse. El segundo se puede descubrir con mucha mayor frecuencia de lo que uno podría suponer. El tercero -el más esquivo de los tres- suele comprenderlo cada uno a nivel intuitivo, aunque no siempre es fácil llevarlo a la práctica...”

Ahora bien, para mi no hay frase que mejor defina lo que es la visión personal que la siguiente cita del fotógrafo Rober Frank:

"Lo importante es ver aquello que resulta invisible para los demás"
Y en esas estamos.