16 febrero 2007

Simulacro de Soneto

Te busco desde siempre extraña mía
Desde el fondo de mis noches te rastreo
En tu ausencia muchas veces yo me veo
Que me caigo sin remedio cada día

Lo digo con verdad como lo siento
Que meto ¡vive Dios¡ mucho la pata
Al decir lo contrario a lo que siento
Y quedando como un simple papanata

¿Tu no ves que te añoro amargamente?
Que te busco entre pliegues de mi alma
Y espero con fervor que al fin te abras

En el fondo de mi ser yo soy consciente
Que algún día llegará, por fin, la calma
...Y firmaré yo la paz con la palabra.